jueves, 14 de mayo de 2015

Frescor


Para los que vivimos en climas mediterráneos, y más teniendo en cuenta las temperaturas con las que nos toca convivir estos días, un rincón, una parcela de sotobosque o una zona umbría en la que crezcan los helechos es siempre un motivo de alegría y un recuerdo del frescor que les acompaña en paisajes más ricos en estas plantas.

Si a ello añadimos la visión fotográfica, la alegría es doble, pues como ya he manifestado con anterioridad en este blog, siento especial predilección por estas plantas, pues su color, formas y estética particular ofrecen muchas posibilidades visuales con una fuerza muy especial

Este grupo en concreto se halla en la curva de una pista que frecuento e intento visitar cada verano, situada en tierras del Capcir (Francia) junto a la Cerdanya francesa.

Espero que os guste,


Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 mm VR ED f2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada