jueves, 16 de noviembre de 2017

Cuando el trazo lo pone el viento



Todo depende del prisma con el que miramos las cosas.

En la fotografía de o en los bosques, uno de nuestros mejores aliados suele ser la ausencia de viento. 

Gracias a ello podremos trabajar con diafragmas cerrados garantizado la profundidad de campo necesaria, y tan o más importante si cabe, la definición y nitidez de las hojas que aparecen en la escena.

Pero como todo es relativo, dependiendo del día de la sesión o de un periodo de esta, la tranquilidad a la que nos referíamos no solo no se produce, sino que el viento todo lo puede y zarandea sin compasión alguna, hojas y ramas circundantes. Es el momento de ver una oportunidad en el problema y jugar creativamente con las posibilidades que nos ofrece esta situación.

En la imagen que encabeza esta entrada, se optó por jugar con un diafragma bastante cerrado forzando así una velocidad lenta, gracias a la cual aprovechamos la fuerza del viento para “pintar” una imagen que de otro modo no sería posible.

El resultado, como siempre será valorado según el criterio del espectador, pero creo que ofrece una visión poco común de un rincón del bosque con cierta estética y fuerza visual.

Nikon D2x, AFS Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100, trípode.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

PICTIO en Foto Montseny 2017




La exposición “PICTIO, en compañía de la pintura” del colectivo Portfolio Natural se presentó oficialmente en el seno del festival Foto Montseny el pasado sábado 4 de noviembre a las 13h en el Museo arqueológico de la localidad de Arbúcies situada en el parque natural del Montseny.

Por segunda vez una de nuestras exposiciones ocupa un lugar destacado en el mencionado festival, la primera fue “ABSTRACT, así vemos la naturaleza”, por lo que queremos agradecer públicamente la buena acogida y facilidades prestadas en todos los aspectos organizativos por los organizadores Cesc Noguera y Kim Mateu.

En las imágenes que acompañan a esta estrada podréis ver en momentos de dicha presentación y de izquierda a derecha, al Sr. Alcalde de Arbúcies, a Nuria Blanco y a Juan Santos, miembro y coordinador del colectivo Portfolio Natural respectivamente.

Tanto la organización del festival, como los representantes del colectivo Portfolio Natural nos sentimos muy satisfechos con los resultados. Más no se puede pedir.

domingo, 5 de noviembre de 2017

"El alma del bosque - la hora azul"




Siempre he estado de acuerdo con la expresión “La luz es el pincel el fotógrafo” pues es precisamente la luz la que nos permite ver y captar con diferentes aproximaciones visuales los entornos en los que desarrollamos nuestra actividad fotográfica por muy conocidos que estos sean para nosotros.

Y para muestra un botón: La imagen que ilustra este post corresponde a uno de los recodos que prácticamente trabajo cada otoño en uno de mis recorridos por el parque natural del Montseny (Barcelona). Lo he fotografiado prácticamente a todas las horas del día, eso sí, siempre con cielos tapados, pues considero que es la iluminación más adecuada al motivo de elección, y a poder ser, en momentos calmados con respecto al viento, aunque dado que el rincón escogido se halla en una curva del camino, este último aspecto suele ser más difícil.

Como considero que uno de los mejores aliados del fotógrafo en el campo es esperar a que las luces desaparezcan, lo que hace que en la mayoría de los casos acabes siendo el último en abandonar el lugar, en esta ocasión no iba a ser menos, y las últimas horas del atardece me regalaron con esa “hora azul” que tiño troncos y fondo de este tono entre inquietante y evocador que tan bien contrasta con las hoja de color marrón aún presentes en los árboles, confiriendo un aspecto de pintura romántica a la imagen final.

Parque natural el Montseny (Barcelona).

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

jueves, 26 de octubre de 2017

Pterophyta - escala de grises

 


Como ya he comentado muchas veces, siento una debilidad fotográfica especial por los helechos (pterophyta). Desde la infancia me han parecido siempre unos sujetos visualmente fascinantes tanto por sus formas, texturas y colores dependiendo de la época estacional, como por los ambientes un tanto umbríos y húmedos en los que se asientan.

Por otra parte, encuentro que las imágenes en blanco y negro pueden llegar a tener una presencia y fuerza visual especial, pero desde mi punto de vista, son muchas menos las candidatas a ser presentadas en este modo que las que acostumbramos a ver con toda su riqueza de color.

Existen algunos temas que facilitan esta conversión a su presentación en escala de grises, el caso es que dependiendo de formas, texturas, contrastes de tonos y claro oscuros, es cuando realizamos la transformación cuando confirmamos la validez del resultado final, y el caso es, que los helechos suman más posibilidades que otros sujetos que a priori podrían parecer candidatos a ser presentados en blanco y negro.
Razón de más para que me sienta a gusto con este tipo de imágenes.

Cerdanya Francesa.

Nikon D2x, AFS Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 18 de octubre de 2017

El alma del bosque



El título que acompaña a esta entrada podría sonar una tanto presuntuoso si no fuera porque aquellos a los que nos gusta transitar y desarrollar nuestro trabajo en los bosques sabemos a “ciencia cierta”            que algunos tienen “alma” y otros no.

Por “alma” quiero dar a entender un concepto entre estético y emocional, una suerte de equilibrio entre los elementos que hacen que sientas que estás en un lugar especial, unas condiciones que invitan a la introspección, a la contemplación, a la admiración de las posibilidades gráficas, compositivas o estéticas que hacen que te sientas movido a impulsar tu labor fotográfica y a volver a esta ubicación una vez terminada la sesión.

A los que nos gusta fotografiar bosques, sabemos muy bien a donde ir y donde es mejor no volver, estos últimos, lugares sin “alma”, poco nos van a aportar.

La imagen que acompaña la entrada, tiene la intención de reflejar ese “alma” que tienen algunos bosques o rincones de bosque, en concreto, y en el caso que nos ocupa, la disposición de las ramas en su máximo esplendor otoñal envueltas entre los troncos de un gris pálido, casi blanquecino de unos de mis ayedos preferidos contribuyen a acentuar esa sensación.

Parque natural del Montseny (Barcelona).

Nikon D2x, AFS Nikkor 70-200mm f2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.