miércoles, 29 de diciembre de 2010

En el bosque nevado


Paseamos por el bosque y cada fotógrafo lleva en mente la imagen que está buscando según las circunstancias del lugar y del momento. Imágenes más abiertas o cerradas, detalles del sotobosque, ventanas entre los arboles, hojas al trasluz, etc.

Como siempre, el abrir un poco la mente e intentar "ver" un poco más allá de lo evidente, puede permitir encontrar nuevas posibilidades fotográficas que de inicio pasarían desapercibidas. Por supuesto que no siempre se acierta, y a veces tan solo nos impacta la posibilidad de plasmar "algo nuevo". Posibilidad que se puede desvanecer cuando revisando posteriormente la imagen, vemos que no aporta lo que en campo creimos ver.

No obstante, esta manera de proceder siempre nos aporta alguna idea que tal vez, aunque solo sea tal vez ya merece la pena, pueda iniciar una nueva línea de trabajo.

"En el bosque nevado", podría ser un humilde ejemplo de ello. La imagen no pasaría de ser un entramado algo enmarañado de ramas nevadas, de no ser por el contraste de color entre las hojas marrones con tintes algo rojizos de un pino seco y una composición que buscó el contraste al rodearlas por las verdes ramas de los abetos que las envuelven.

Nikon D2x, AF-S 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100

viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad y Próspero 2011



Quisiera desearos las mejores Fiestas Navideñas, y que la entrada de este nuevo año 2011 os sea propicio y próspero tanto en lo personal y profesional  como en vuestros proyectos fotográficos.

FELICES FIESTAS

lunes, 20 de diciembre de 2010

Entre rocas y guijarros


Los detalles... tantas veces nos salvan o complementan las jornadas fotográficas, que el estar atento a ellos siempre enriquece nuestras posibilidades y añade posibles líneas de trabajo, tanto a nuestra metodología como a la propia salida ya planificada.

A finales del otoño, y durante una sesión en la que el principal objetivo era el de trabajar varios rincones del bosque desprovistos de hojas o con la última presencia residual de estas, uno de los arroyos de la zona presentaba varias posibilidades tras una inspección minuciosa.

Algo tan sencillo como el contraste de color de los guijarros situados en el primer plano de la imagen, con el de las rocas bañadas por el agua podía dar bastante de sí. Tras estudiar varias composiciones posibles esta parecía la más adecuada, y se decidió por trabajar con una exposición de varios segundos para acentuar el efecto sedoso del agua sobre las rocas consiguiendo así resaltar asún más el contraste de color con los guijarros.

Nikon D2x, AF-S 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Hacia la luz



Con las primeras luces del dia y a una "supuesta" temperatura que rondaba los 0ºC, empecé la sesión en uno de los lagos de montaña que visito anualmente.
Su ubicación entre dos laderas bastante cerradas garantiza la presencia de hielo en la vertiente más umbría, mientras que conforme va entrando la luz en el valle, la ladera orientada al sur se va iluminando progresivamente y empieza a teñir la superficie del lago con tintes dorados.

En este enclave suelo trabajar con una focal media, centrándome en la búsqueda de contrastes en la superficie del agua, para jugar con el hielo y los reflejos dorados de su superficie. Pero la orientación de la lengua helada que aparece en el primer plano de la imagen, sugería jugar con la perspectiva, así que gracias al angular pude incluir parte del rio sobre el que me encontraba, la entrada al lago y el inicio de la ladera iluminada.

La parte negativa, fue que los supuestos 0ºC eran en realidad -5ºC, mi indumentaria bastante justa para la ocasión, y mis filtros degradados yacían en el fondo de una de las calas de la costa brava en la que había trabajado recientemente.

Conclusión: Encuadre bajo para limitar la zona más iluminada de la ladera y vuelta al coche bastante desencajado por el frio.

Imagen realizada en la Cerdanya francesa.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 17-35 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 29 de noviembre de 2010

A resguardo



Siempre me han gustado un tipo de imágenes trabajadas por los clásicos americanos, en las que el juego de los colores otoñales de los árboles caducifolios sobre la roca de las paredes de los cañones, creaba más allá de las imágenes de cada uno de los componentes por separado, un contraste de tonos y texturas desde mi punto de vista sumamente atractivo y enriquecedor.

Salvando las distancias y habiendo hallado algunas localizaciones que permitían trabajar en este sentido, "A resguardo" intenta ir en esta línea visual conjugando los elementos de un modo simple, pero buscando cierta armonía: Roca y árbol, textura y color, firmeza y sutileza.
Imagen realizada en la Cerdanya Francesa.

Nikon D2x, AFS-Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

martes, 23 de noviembre de 2010

Editorial sobre Portfolio Natural en la revista Visión Salvaje



La revista Visión Salvaje en su número 25, publica en su editorial un artículo sobre Portfolio Natural.com, del que el autor es miembro, en el que compara al grupo con el conocido "Café Gijón" desde el punto de vista fotográfico.
Agradecemos a la revista Visión Salvaje y al escritor de la editorial, Daniel Montero, miembro de Portfolio Natural, tan amable reconocimiento.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Caleidoscopio: ¿Que miramos y que vemos?



¿Que miramos, y que vemos?

Cuestiones básicas en nuestro proceso fotográfico. Más allá de cuestiones técnicas, y sobre la exigencia de un alto nivel de calidad en la ejecución de nuestras fotografías, SOLO podremos fotografiar aquello que "veamos", no lo que miramos.

Nuestra capacidad para VER imágenes que se puedan traducir en fotografías depende de nuestro "imaginario visual": Influencias, archivo propio de fotografías, imágenes pensadas previamente, búsqueda de nuevas aproximaciones a temas trabajados, desarrollo de nuevos conceptos, etc.

Salimos con algunas ideas al campo e intentamos trabajar sobre ellas, cuando a veces el propio entorno nos sorprende con posibilidades que no habíamos previsto, posibilidades que solo existen si nuestra mente está preparada para verlas, si no las miraremos, pero no las veremos.

De este modo progresamos, la experiencia, el esfuerzo y el trabajo fotográfico nos va abriendo la mente paso a paso en el transcurrir del tiempo. De ahí que seamos capaces de "descubrir" nuevas imágenes allí donde ante solo veíamos más pobremente. Ahora ya las vemos.

La imagen adjunta, "Calidoscopio" en un estilo muy conocido, me dio pie a refrescar las ideas, y reflexionar sobre la manera en como "vemos" el entorno desde el punto de vista fotográfico.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 17-35 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Juan Santos Navarro, nuevo miembro de Focus on Planet



El autor Juan Santos Navarro ha sido aceptado como nuevo miembro de la comunidad de FOCUS ON PLANET.
FOCUS ON PLANET es una comunidad de Fotógrafos conscientes de la fragilidad y belleza de nuestro planeta, entre los que se encuentran algunos de los Fotógrafos de Naturaleza más destacados de nuestro país.

Para más detalles consultar en la web del grupo: www.focusonplanet.com/juan-santos-navarro.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Otoñal



De ejecución simple, así como de composición reducida a la distribución de pocos elementos que evocan esta época tan especial para la fotografía de naturaleza, "Otoñal" busca transmitir una sensación agradable y un tanto optimista de esta estación. Espero haberlo conseguido.

El color de las hojas caducifolias estáticas contrasta con la rigidez de la roca a la que rodean, mientras el agua del arroyo en su discurrir añade un contrapunto dinámico a la imagen, que gracias a sus tonos azulados complementa cromáticamente al amarillo de las hojas.

Si bien la composición de esta imagen, simplemente se basó en conjugar los elementos de un modo armónico y bastante tradicional, la dificultad de su ejecución se centró en encontrar el momento de ausencia de viento para conseguir que las hojas aparecieran estáticas. Tanto es así, que se necesitaron tres sesiones, en tres días diferentes, hasta hallar el momento de calma necesario.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100

lunes, 8 de noviembre de 2010

Influencias: ¿Cómo trabaja nuestra mente en el campo?



¿Cómo trabaja nuestra mente en el campo?

Sencillamente, como en todos los aspectos de la vida, cada persona emplea sus recursos basados en educación, experiencias, influencias, carácter, etc. en la toma de sus decisiones cotidianas, y ese proceso permite ir avanzando a cada uno en su desarrollo personal.

En la fotografía, nuestra mente sigue ese mismo camino en la toma de decisiones, pero centrado en la percepción visual de las imágenes y de las sensaciones que pretendemos transmitir.
Dependiendo de la curva de aprendizaje personal de cada fotógrafo, vamos pasando por diversas fases, que sin ser claramente sucesivas nos permiten ir avanzando poco a poco en la búsqueda de nuestra propia manera de mostrar el entorno natural en el que nos movemos.

Desde las primeras imágenes que nos impactan, pasando por un proceso de aprendizaje de multitud de técnicas, en épocas nos obsesionamos con el equipo y paralelamente vamos descubriendo nuevas posibilidades conforme trabajamos en el campo, quedando la técnica y el equipo poco a poco como herramientas valiosas, pero en definitiva herramientas. Vamos incorporando nuevas percepciones a nuestro proceso de trabajo, mientras paralelamente el trabajo de otros autores añade nuevas perspectivas a nuestra "mirada personal. Se va creando en nuestra mente un imaginario personal, nutrido de las propias experiencias e influido por las ajenas para de nuevo ir ampliando las propias, y así en un recorrido de continuo aprendizaje que no tiene final. Esa es precisamente la grandeza de este proceso.

La imagen adjunta corresponde a una de las sesiones realizadas durante este otoño en la Cerdanya (Girona). Tras localizar una zona con bastantes posibilidades, mi actividad se centraba en la búsqueda de contrastes entre los árboles caducifolios y los abetos que los rodeaban, hasta que descubrí este magnífico grupo de ejemplares.
Mi mente inmediatamente me transportó a las idílicas imágenes de algunos autores Norteamericanos como Christopher Burkett o Charles Crammer, ambos influidos a su vez por Ansel Adams.

No pude por menos que intentar componer una imagen en la línea de estos grandes maestros, con mis limitaciones por supuesto, convencido una vez más de que no podemos escapar a nuestra influencias y que en definitiva sin ellas nuestras bases de trabajo progresarían con muchas más limitaciones.

Nikon D2x, AF-S 70-200 F2.8, polarizador, Raw, ISO 100.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Retazos de luz



Metidos en el bosque y ensimismados en nuestra actividad fotográfica, podemos pasar largos ratos entre árboles algo pedidos en los recodos internos de la masa forestal.
A veces con frio y humedad, a veces en sombras y con cierta oscuridad. Solos pero ilusionados, constantes y concentrados, metidos visualmente en componer nuestras imágenes.
De vez en cuando, al atardecer en los días de otoño, se filtra entre las copas de los árboles esa luz lateral que ilumina unas cuantas hojas a nuestro alrededor.
Cesamos en nuestra actividad y disfrutamos el momento. El ensimismamiento y la incomodidad se disipan y nos sentimos arropados por la calidez de esos breves pero reconfortantes "Retazos de luz".

Nikon D2x, Nikkor AF-S 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Puntillismo: Ocres sobre grises



Como son de atractivos los bosques en otoño, y cuantas posibilidades fotográficas ofrecen. Desde el detalle de unas hojas al trasluz, o pequeños cúmulos de hojarasca entre musgos hasta paisajes de ensueño con toda la gama de colores en su esplendor.
La imagen que aquí presento, tomada en uno de los hayedos del Montseny (Barcelona), muestra una de tantas posibilidades.
Tomada desde la parte inferior de una ladera y encuadrada hacia arriba, la fotografía destaca unos troncos de un magnífico color gris claro. Sobre ellos y situadas entre el fotógrafo y los mismos, unas cuantas ramas muestran sus hojas, que contrastan con los troncos ligeramente desenfocados, en variedad de tonos que van del verde y amarillo al ocre y marrón.
El resultado en una imagen de tintes un tanto clásicos, me recuerda a esas pinturas puntillistas en las que el empleo del pincel se dedica a poblar el lienzo de motas de color, formando con ellas contornos, trazos y detalles cromáticos.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 70-200 F2.8, polarizador, tripode, Raw, ISO 100.

lunes, 18 de octubre de 2010

Escarcha



La escarcha, tanto por su textura granulada y definida, como por el contraste que presenta sobre las superficies en las que se deposita, es siempre (desde mi punto de vista) un motivo con ciertas garantías para poder ser presentado en blanco y negro.
En la fotografía adjunta, tres elementos ayudaban a ordenar la imagen. Por una parte, la hoja situada en el centro del tercio superior es el punto que tiende a buscar nuestra mirada, mientras que las dos hojas retorcidas situadas en el centro apuntan a la primera, acabando esta de quedar enmarcada por la ramita oblicua situada en su extremo superior.
Bajan las temperaturas y nos adentramos en el otoño. Esta imagen tomada el año pasado en la comarca del Berguedà (Girona), es un punto de partida a lo que podría depararnos fotográficamente esta temporada de otoño.

Nikon D2x, Macro 150 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.


lunes, 11 de octubre de 2010

Collage


Poco me prodigo en blanco y negro, en parte por tener la vista mucho más acostumbrada al color y en parte por no tener desarrollado un proceso fino de procesado, que intento ir mejorando, por lo que me suele costar más el "ver" las imágenes en este formato.
No obstante, de tanto en cuando, alguna de mis fotografías se me antoja como posible e incluso mejorable si se presenta así.
Este es el caso de "Collage", en la que tanto las texturas de las hojas, como su forma, disposición y contraste con el fondo parecían sugerir que su presentación en monocromo podría ganar fuerza visual.
De este modo se convirtió la fotografía original en color al blanco y negro desde el programa original de la marca de la cámara, ajustando  posteriormente ligeramente los niveles, más en las luces que en las sombras ya en Photoshop.
El resultado se antoja, a mi modo de ver, un tanto abstracto y me recuerda a un collage en el que las hojas se hubieran dispuesto una a una en la fotografía para generar posteriormente la imagen definitiva.
Fotografía realizada en una de las zonas umbrías de los hayedos del Montseny (Barcelona).

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 4 de octubre de 2010

Un nuevo dia


Un nuevo día, nuevas e inciertas espectativas. Así empiezan muchas jornadas fotográficas en las que la ilusión de obtener aquellas imágenes que habíamos imaginado nos mueve a salir al campo con la incertidumbre de lo que nos vamos a encontrar. El tiempo, la luz, el cielo, la hora... todo influye y todo puede ir según lo imaginado o sencillamente, en la dirección opuesta.
"Un nuevo día" corresponde a una sesión fotográfica al amanecer, en una de las calas de la Costa Brava que visito con bastante frecuencia. La idea era la de volver a fotografiar esta cala con las primeras luces, antes de que el sol despuntase y sobre esos tonos rosados, afinar la composición con la que se fotografío "Despertar entre sedas" publicada en este mismo blog.
No pudo ser, una franja de nubes bajas en el horizonte, impedía la entrada de los tonos deseados en la escena antes de la salida del sol.
Desilusión y sensación de que la sesión no daría para mucho más, no obstante decidí esperar a que el sol apareciese sobre la mencionada franja e iluminase directamente al extremo opuesto de la cala.
Premio, no solo esta cobró unos tonos anaranjados que me parecieron muy atractivos, sino que las nubes se tiñeron de un tono rosado que completaba la imagen perfectamente.
Se empleó un filtro neutro de tres pasos para aumentar el tiempo de exposición y así acentuar la sensación de movimiento en las nubes.
Resultado:  Sensación de satisfacción al terminar la sesión, pese a la imposibilidad de haber obtenido la imagen pensada inicialmente, el día regaló otra opción en la que no había pensado y que superó con creces mis expectativas.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 17-35 F2.8, polarizador, N 0.9, DN 0.6, DN. 0.9, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Lima y detalle en ocre

 

Cada salida ofrece sus posibilidades fotográficas, y esta no fue menos.
El planteamiento de la jornada era el de buscar posibles composiciones en uno de los arroyos que suelo frecuentar, y centrarme en los juegos del agua entre las rocas y su contraste con los helechos circundantes, pues son especialmente frondosos en esta época del año. No obstante, también llevaba en mente los reflejos color lima que aporta el hayedo en verano a la superficie del agua con la adecuada luz.
La suerte me acompañó y en uno de los recodos del arroyo, el reflejo del agua indicaba que se podría trabajar sobre esta segunda opción.
Tras buscar diferentes posibilidades compositivas avanzando por el margen del arroyo, un tramo que discurría entre rocas tenía la iluminación adecuada haciendo que la superficie del agua presentara los tonos limas buscados, el detalle que añadía un contrapunto de color era esa hoja de haya situada sobre una de las rocas.
Cuál fue mi suerte, que la mencionada hoja quedó iluminada durante un breve momento por la luz que se tamizaba entre las copas de los árboles, para posteriormente quedar a oscuras sin aportar nada a la imagen.
Montseny, Barcelona.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Santa Ana


El sol se retira y el cielo aporta poco a la imagen, tal vez potenciar el protagonismo del mar con los elementos rocosos situados en la proximidad del fotógrafo aprovechando el oleaje, puedan salvar la jornada.
Así se compuso esta imagen tras un atardecer poco agradecido en el que la idea de inicio era la fotografiar las posibles nubes iluminadas con la última duz de la tarde sobre la isla y situar a esta en la parte inferior de la imagen.
Salimos al campo con una idea predeterminada y debemos trabajar con lo que nos encontramos. No siempre podemos conseguir la imagen deseada, pero siempre podremos buscar alternativas con los elementos de que disponemos, desarrollaremos así la imaginación y sumaremos ideas para futuras salidas.
Costa Brava, Girona.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN 0.9, trípode, Raw, ISO 100.

martes, 14 de septiembre de 2010

Amanece, que no es poco



El título de esta imagen, recogido del de una de las películas más rocambolescas de la historia de nuestro cine, es el que me viene a la mente, una vez visionadas las fotografías de un amanecer costero.
Nos levantamos antes del alba, cuando "las calles aún no está puestas", y en la oscuridad tras el madrugón nos deslizamos entre frío y humedad a la localización escogida para nuestra sesión fotográfica.
El amanecer es incierto, no siempre acompaña a nuestras expectativas y mucho menos rentabiliza nuestro esfuerzo "por amor al arte", así que un buen amanecer es siempre un regalo para el fotógrafo. Nos despierta, anima, reconforta y estimula en la búsqueda de esas imágenes imaginadas.
"Amanece, que no es poco" es un pequeño tributo a esos momentos que todos conocemos.
Fotografía realizada en una de las calas de la Costa Brava.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN 0.6, DN 0.9, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Juan Santos Navarro - Luz natural, renueva su web



La página : "Juan Santos Navarro - Luz natural" se renueva:

Manteniendo su estilo original, la página web del autor, Juan Santos Navarro, ha sido renovada en sus principales aspectos, cambiando sus galerías por nuevos portfolios temáticos más homogéneos en sus contenidos, con una selección escogida de las imágenes presentadas, a las que se han añadido las novedades realizadas durante estos dos últimos años.

Más intuitiva, con contenidos más escogidos y de mayor agilidad, esperamos que pueda ser de vuestro interés.

http://www.juansantosnavarro.com/

jueves, 2 de septiembre de 2010

Roca e isla




Una vuelta de tuerca más a la imagen "Escapada" publicada en este mismo blog.
Dos ideas me rondaban en la mente sobre esta ubicación tras realizar la primera sesión:
En primer lugar, esperar a la mejor luz del atardecer estival con la que la isla quedase resaltada por ese color anaranjado intenso que contrasta con los tonos turquesas de agua.
Por otra parte, buscar el dar un mayor protagonismo a la roca situada en primer plano, eliminando paralelamente cualquier otro elemento rocoso que pudiese aparecer en la imagen.
El resultado es una composición simple, casi minimalista en la que roca e isla protagonizan la fotografía sin otro elemento que pueda desviar la atención que el movimiento del mar acentuado alrededor de la roca.
Nikon D2x, Nikkor, AF-S 17-35 F2.8, polarizador, N 0.9, DN 0.6, DN 0.9, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 30 de agosto de 2010

Cumbres borrascosas



O esa es la idea que me vino a la mente a realizar la fotografía.
Uno de los atardeceres de verano en los altos de la Cerdanya francesa. Las nubes se habían detenido sobre estas cumbres, y dado que el sol ya empezaba a estar bajo, las iluminaba resaltando tanto su perfil como el de las cimas que envolvían.
A pesar de lo sencillo de la imagen, intenta transmitir la sensación de fortaleza que puede adquirir la naturaleza en los altos de la montaña.

Nikon D2x, 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

viernes, 27 de agosto de 2010

Destaca una



De nuevo intentando transmitir esa sensación íntima de hallarse inmerso en el paisaje.
Para ello se jugó con la profundidad de campo reducida al mínimo, y se intentó aislar a la amapola de la izquierda del resto intentando equilibrar la composición con el grupo de la derecha fuera de foco.
Para completar la fotografía, esta se realizó situando al fotógrafo tras unas flores amarillas situadas entre este y el grupo de amapolas, de modo que el empleo de una abertura de F4.5, centrada en la amapola enfocada como se ha comentado, desenfocaba totalmente a las amarillas aportando esas pinceladas como contrapunto de color a la imagen.
Por último en el procesado, la fotografía se recortó en el extremo superior para dar esta visión apaisada de la imagen tal y como se imaginó en el campo.
Vallés occidental (Barcelona).

Nikon F4s, 500 F4.5, polarizador, trípode, Velvia 50, -1EV.

viernes, 20 de agosto de 2010

Trazos crepusculares



Imagen de la vista sur del valle de la Cerdanya (Girona-Lleida) incluyendo a la Molina, la Masella y la sierra del Cadí..
Tras el crepúsculo y ya al final del ocaso, en el que apenas quedaba un tenue rastro de color en el horizonte, destacaban la luna en cuarto menguante y Venus, nuestro primer acompañante nocturno.
Era el momento idóneo de iniciar una larga exposición sin tiempo definido para poder acentuar los últimos tintes de color crepuscular mientras se dibujaban las trazas de los protagonistas nocturnos.
Dado que de luces era el tema de la fotografía, me decidí a incluir la iluminación artificial de la Masella como contrapunto a las trazas "pintadas" en el cielo.
Un recorte en la parte superior de la imagen, permitió presentarla en modo panorámico, más adecuado a la vista fotografiada.

Nikon F4s, 18-35 F4-5.6, polarizador, trípode, Velvia 50, -1EV.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Orden y desorden.



Orden y desorden, así se presenta la naturaleza ante nuestros ojos. Es nuestra mente, la que intenta encontrar un orden sobre el cual componer.
Muchas son las posibilidades compositivas, y tantos los puntos de vista como fotógrafos que intentan componer. Unas veces acertamos, otras no, unas veces vemos, otras no, y muchas son las veces que creemos que se nos agotan las posibilidades, pero vamos descubriendo nuevos puntos de vista, tanto propios como en la mirada de otros fotógrafos que nos ayudan a volver a abrir la mente, ilusionarnos e intentar buscar nuevos modos de percepción.
De este modo vamos progresando: Dos pasos adelante y uno atrás. Como en muchos aspectos de la vida la constancia y el tesón son buenos aliados para avanzar, aunque no bastan, desperezar la mente e intentar nuevas opciones es a veces la única posibilidad.

"Orden y desorden" es fruto de ese camino. Centrar el foco en los dos ejemplares situados en el tercio superior derecho y dejar al resto en una maraña un tanto caótica, busca transmitir ese equilibrio a veces tan fino, entre lo que vemos y lo que podemos ver, no en vano se escogió como fondo principal de mi web personal.

Nikon D2x, 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 16 de agosto de 2010

Libro: One World: One Vision




Recomendamos el libro "One World: One Vision" de fotógrafo estadounidense Art Wolfe.
Sin ánimo alguno de juzgar el trabajo de uno de los más prolíficos y reconocidos fotógrafos de naturaleza de nuestro tiempo, pues para ello existen infinidad de artículos y ensayos en la literatura especializada, si quisiera hacer unos breves comentarios sobre este "delicioso" libro en el que se recoge una muestra muy selecta del mejor trabajo de este gran fotógrafo.
"One world: One Vision", publicado en 2003, es una infrecuente y concisa visión de la peculiar, global, romántica y vasta manera de trabajar de Art Wolf. Como catálogo de una exposición realizada en el Frye Art Museum en Seattle y con un ensayo de Lewis Blackwell, Vice presidente de dirección creativa de Getty images, este libro de edición limitada está dividido en siete capítulos según los siete continentes fotografiados por este artista.
Paisajes, fauna, flora y gentes e imágenes abstractas de naturaleza de todo el mundo aparecen en esta selecta pincelada en la que tenemos la oportunidad de ver concretada una gran parte de la esencia del trabajo de Wolfe, pues de otra manera deberíamos recorrer su extensa obra presentada en 26 libros entre los que se encuentran algunos tan conocidos como "The living wild", "Edge of the Earth, Corner of the Sky", "Migrations","Seven summits", "Alsaka" o "Colorado" entre otros.
Art Wolfe desarrolla una forma de entender la visión de la naturaleza al estilo de los pintores romáticos, y a pesar de poder ser parte representativa de la mejor fotografía de naturaleza estadounidense, se diferencia de sus compatriotas, extiendiendo su trabajo a todos los continentes del mundo, para lo cual trabaja no menos de 9 meses al año en sus viajes fotográficos.
A las palabras de Wolfe, incurable romántico, "Quiero capturar la imaginación con una fotografía, e intento deslumbrar a mi audiencia con lugares extremadamente bellos que no han sido vistos. Es lo que hago e intento hacerlo un poco mejor cada vez que salgo", añadiría las de Ansel Adams, "La fotografía es una manera de mostrar cómo te sientes con respecto a un entorno".
Por último, una reflexión personal:
Dado que para la mayoría de nosotros queda fuera de nuestro alcance el trabajar de un modo tan extenso, bien podemos tratar de aprender de este "maestro" e intentar aplicar su filosofía en la fotografía de naturaleza, inspirándonos en parte de su trabajo para perfeccionar nuestra propia percepción, en los entornos más próximos a nosotros en los que podemos desarrollar nuestra actividad fotográfica con calidad.
Si pensamos globalmente, podremos actuar mejor localmente.

Para un mejor conocimiento del autor, su trabajo y publicaciones, incluyo la dirección de su web personal: http://www.artwolfe.com/.

viernes, 13 de agosto de 2010

Otoño íntimo



En esta época de calores, una imagen que corresponde a periodos más frescos siempre se agradece.
"Otoño íntimo", realizada en uno de los bosques de la Cerdanya Francesa, pretende transmitir esa sensación de conexión íntima con el bosque que en algunos momentos sentimos todos los fotógrafos de naturaleza.
Los troncos situados en los tercios laterales marcan la composición de la imagen y se complementan con los situados más al fondo en el centro de esta, mientras que las hojas de intenso rojo iluminadas por la luz del atardecer contrastan con algunas más amarillas dando esa variación tonal propia del otoño.
Algo en sombras y con las primeras hojas ya caídas, la imagen pretende invitar al espectador a la intimidad del momento.

Nikon D2x, 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Aromas de atardecer



La luz del atardecer, que agradecida puede ser en la fotografía de naturaleza.
En este caso, un cerezo en flor fue el motivo de elección para la imagen adjunta. Volviendo de una jornada fotográfica en la Cerdanya, desde la carretera llamaba la atención este ejemplar bien cargado de flores en su máximo esplendor, bañado por la luz del atardecer que le aportaba esos tonos cálidos y ligeramente dorados.
Parar y realizar un par de tomas a tiempo me permitió poder aprovechar el momento, pues la base del árbol ya en sombras, que si bien permitía acentuar el contraste con la luz en las flores, apuntaba a que en breves momentos oscurecería a las situadas en la parte inferiror, perdiendo ya toda la fuerza visual del conjunto. Efectivamente así fue.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 9 de agosto de 2010

Puigmal: Últimas luces



Últimas luces en el macizo del Puigmal. El sol avandona el valle y en éste tan solo queda una tibia claridad, solo las cimas más altas reciben los últimos rayos de sol. Es el momento de realizar la toma.
Unos arbustos a los pies del fotógrafo,  y la disposición de sus ramas abriéndose del centro a los extremos, proporcionan un eje visual que acentúa la perspectiva. Parece un buen motivo para completar la composición.
De tonos bastante homogéneos, la imagen dirige la vista del espectador a las cumbres iluminadas en su extremo más elevado.
Atardecer estival, fotografiado desde uno de los altos de la Cerdanya francesa.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Atardecer: Molina y Masella


Con los altos de la Molina y la Masella al fondo, un atardecer de este verano permitió jugar con algunos elementos bastante atractivos visualmente desde mi punto de vista.
En cuanto al color, el manto de flores amarillas en primer plano y la ausencia de viento que permitía una exposición relajada de este, junto con la nube iluminada con los tonos rojizo-anaranjados de la puesta, aportaban un primer plano y un cielo llenos de color.
Por otra parte, el pino del centro contrastado con las mencionadas cumbres marcaban la sensación de proximidad y distancia respectivamente,
Un sencillo prado, un atardecer atractivo y la sensación de libertad en la montaña, bien pueden ser un buen escenario para la búsqueda de esas imágenes que tanto nos atraen.
Fotografía realizada en la Cerdanya Francesa.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 2 de agosto de 2010

Claro de luna



Este es el nombre para la imagen adjunta, que me vino a la mente en el campo, una vez realizada la fotografía, tanto por el motivo visual, como por la armonía personal recordándome a la excelente composición musical del mismo nombre.
Tras una sesión con la puesta de sol en uno de los altos de la Cerdanya Francesa en verano, y una vez terminado el ocaso, la luna despuntó por el este iluminando el paisaje y la cordillera de montañas situadas en el horizonte de este (Puigmal, Segre, Finestrelles, etc.).
Dado que algo de la luz residual proveniente del oeste tras el ocaso, iluminaba tenuemente a estos matojos situados en primer plano, fue cuestión de variar de encuadre e incluir a este con la mencionada cordillera y luna en el horizonte.
Una exposición de varios segundos y una brisa poco entrometida en el movimiento de las plantas contribuyeron al resultado final.
Estos momentos de serenidad, ya con las últimas luces en la quietud de la montaña y con una temperatura agradable, reconfortan el alma, y nos recuerdan unos de los motivos por los que nos dedicamos a la actividad fotográfica en la naturaleza.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

sábado, 31 de julio de 2010

Libro: Chased by the light - Algunas reflexiones




Recomendamos el libro "Chased by the light" del renombrado fotógrafo Jim Brandenburg.
Mucho más allá de tratarse de un libro de fotografía de uno de los referentes fotográficos de Nathional Geographic magazine, no en vano ha trabajado para ellos durante 3 décadas publicando 23 artículos y varios libros de reconocido prestigio, "Chased by the light", es todo un ejercicio de contención, calidad fotográfica y visión selectiva en la búsqueda de la imagen adecuada.
"Chaised by light" surge como un proyecto personal del propio Brandenburg, en el que se impone la siguiente máxima: Una sola fotografía por día durante un periodo de 3 meses. Total: 90 imágenes.
Acostumbrado a trabajar en un entorno en el que para la publicación de artículos con hasta 20 imágenes, se llegaban a disparar hasta miles de los antiguos rollos de película, este proyecto demuestra que la calidad puede llegar a primar sobre la calidad. Muestra de ello son las 90 excelentes imágenes fruto de este proyecto.
A partir de ahí surgen una serie de preguntas:
¿Nos podemos imaginar a nosotros mismo ante semejante reto?. Sinceramente, creo que la respuesta de muchos de nosotros, entre los que me incluyo sin lugar a duda sería: Con grandes dificultades.
¿Qué momento del día debemos escoger?¿Que ubicación?¿Que entorno y que encuadre serían los más adecuados?¿Como decidir si "esa" debería ser la imagen del día?, y si la dejamos pasar ¿Podríamos obtener una fotografía con mayor calidad que la obviada?.
Estas y otras muchas más preguntas surgen en mi mente planteándome la hipótesis de semejante proyecto.
Todos tenemos nuestros métodos, y todos nuestras manías. ¿Quién no intenta asegurar una imagen en un momento dado?, pues ante la incertidumbre de los cambio de luz inmediatos, preferimos garantizar un resultado, con la seguridad de que si la escena mejora, o hallamos un entorno visualmente más atractivo, podremos ir acumulando cuantas fotografías creamos necesarias para por último, seleccionar aquella que nos parece la más adecuada.
Con esto,  no pretendo defender ninguna "militancia" de la reducción en el número de tomas que deberíamos realizar, pues puedo asegurar que no sería el mejor de los ejemplos, ni siquiera que ese pudiera ser un ejemplo a seguir. Tan solo intento ordenar una serie de reflexiones personales a la vista de semejante proyecto, que podrían ser de ayuda en la planificación previa a nuestras salidas fotográficas, así como una mirada a nuestra propia manera de trabajar una vez estamos en el campo.
La reflexión esta servida.

Para mayor información sobre este autor de referencia y su magnifico trabajo, os incluyo la dirección de su web personal: http://www.jimbrandenburg.com/.

jueves, 29 de julio de 2010

Rigor costero



La zona intermareal puede ser una fuente inagotable de motivos fotográficos con los que componer nuestras imágenes.
De mismo modo que cada playa, y cada cala tienen su propia "personalidad" para la realización de paisajes costeros, su orilla y en concreto su zona intermareal, aportan también posibilidades propias en cada una de ellas, para el trabajo fotográfico.
La imagen adjunta, realizada en una de las playas de San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya), se nutre de la zona intermareal durante la bajamar.
En ella se buscó una composición no demasiado "al uso", pero que captase la esencia de esta brava zona costera. Para ello se compuso jugando con un flysh oblicuo y erosionado que se reflejaba en la superficie de una charca en calma, mientras que los dos cantos recubiertos de algas situados en las zonas izquierda y central inferior, añadían el contrapunto en cuanto a formas y texturas.
El resultado intenta transmitir en una imagen un tanto "dura", el rigor que puede presentar el paisaje costero en esta zona en el que el mar suele mostrar todo su caracter.

Nikon D2x, Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 28 de julio de 2010

Ocaso en perspectiva



Las formaciones del flysh costero me parecen sumamente atractivas por sus posibilidades compositivas en la fotografía costera de paisaje, y la costa Vasca ofrece enclaves privilegiados para este tipo de imágenes.
Dependiendo de la playa, el flysh adopta formas curiosas, muy personales, y en algunos casos como las de la playa de Barrika ya están en la mente de todos.
Las formaciones en perspectiva que aparecen en la imagen adjunta, están tomadas en una de las playas Vizcaínas situadas entre Getxo y Barrika. La simplicidad de las líneas paralelas de este flysh permitió componer esta imagen, que si bien es de líneas muy simples, no por ello deja de tener fuerza visual.
La toma realizada con las últimas luces del ocaso refuerza el dramatismo de las líneas en perspectiva.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 21 de julio de 2010

Flysh, reflejos dorados y corriente de agua



Atardecer en la costa. El sol aún está bastante alto y la luz es demasiado dura para la fotografía de paisaje costero.
Es el momento de buscar composiciones en la orilla.
En esta playa de la costa vizcaina, de entre la arena surgían algunas formaciones del Flysh costero, que junto al agua que permanecía sobre la arena, apuntaban a ser un motivo fotográfico con bastantes posibilidades.
Dado que la playa se encuentra en la base de un acantilado que la rodea en su vertiente interior, el reflejo de este iluminado por la luz del atardecer, aportaba estos intensos tonos dorados en la superficie de las pequeñas charcas que se habían formado en la arena, mientras que la presencia de un pequeña corriente de agua que se dirigía al mar, quedaba resaltada al "romper" la superficie estática del agua, lo que ayudó para completar la composición.
Con la mirada atenta y el tiempo suficiente, poco a poco podemos ir encontrando estos pequeños motivos, que lejos de las imágenes más tradicionales, nos ayudarán a completar y entriquecer visualmente nuestras salidas fotográficas.

Nikon D2x, Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

martes, 20 de julio de 2010

La noche envuelve al paisaje


La noche envuelve al paisaje.
Se termina la sesión fotográfica sobre la puesta de sol, tras diferentes composiciones y desde varias posiciones previstas previamente, dudas sobre los elementos a escoger e incluir: Elementos en primer plano, situación del horizonte, tonalidad de las nubes, exposición adecuada para captar el oleaje, filtros y posición adecuada de estos, ..., movimientos aquí y allá y ritmo un tanto frenético.
La noche a nuestra espalda y el cielo en frente con los últimos resquicios de luz. Suavemente, sigilosamente la oscuridad entra en nuestro campo visual. Un tanto cansados por la sesión anterior relajamos el ritmo y saboreamos esos últimos momentos de luz.
Llega la noche y con ella una cierta serenidad, cansados pero satisfechos por el trabajo realizado, nos impregnamos de esos momentos antes de retirarnos, y acabamos de completar la jornada.
Imagen realizada en una de las playas de Vizcaya.

Nikon D2x, Nikkor 18-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 19 de julio de 2010

Un momento de color



Los atardeceres, salvo claras excepciones tienden a ser un tanto inciertos en cuanto a los tonos que nos brindará el cielo, pues en muchos casos, hasta que el sol ya se ha ocultado no tenemos certeza alguna como terminará el día.
Del mismo modo, las nubes que puedan estar en el cielo podrán tomar, o no, esos tintes anaranjados, rojizos o rosados, según el día y el momento, que permitirán completar la imagen que teníamos pensada.
Esta fotografía no es una excepción y corresponde a una sesión en la que todo apuntaba a acabaría con pocas alegrías en cuanto a la iluminación de las nubes.
Ya en el último momento y con poca luz en la cala en la que se realizó, el cielo se tiñó de estos tonos rosados durante a penas un par de minutos. El tiempo justo para realizar dos tomas, y la satisfacción por no haber cedido a la impaciencia y haber esperado hasta el último momento.
Costa Brava (Girona).

Nikon D2x, AF-S Nikkor 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 14 de julio de 2010

Libro: Tone Poems-Book 1



Recomendamos el libro "Tone Poems-Book 1" del fotógrafo estadounidense Bruce Barnbaum.
Nacido en Chicago en 1943, matemático de formación y profesión se centra en la fotografía a finales de los 70. Especializado en la fotografía en Blanco y Negro, con una trayectoria de más de 35 años y el reconocimiento de ser uno de los fotógrafos cuyas copias son de las de mejor calidad a nivel internacional, sus paisajes son expuestos en las mejores galerías norteamericanas y es autor de varios libros de reconocida calidad.
El libro "Tone Poems-Book 1", el primero de un proyecto de cuatro, de inmejorable presentación y acabados, recoge una selección de sus mejores imágenes dividida en tres capítulos o bloques temáticos:

-Enigmas, Abstractions and Surprises (Enigmas, abstracciones y sorpresas).
Incluye una relación de imágenes en su mayoría muy esquemáticas y casi abstractas, en las que formas, texturas y repeticiones de diferentes conceptos, nos muestran una visión muy creativa de este gran fotógrafo, que yendo mucho más allá de lo aparente nos introduce en un universo visual a la vez sorprendente y un tanto incierto, que nos obliga a pensar sobre los motivos fotografiados y la técnica empleada.
-Darkness and Despair (Oscuridad y desesperación).
Centrado principalmente en las formas y texturas de troncos retorcidos y curtidos por el paso del tiempo, una breve pero intensa selección de imágenes nos conduce a un escenario inquietante, en el que las formas de la madera casi humanas y grotescas a la vez y el dominio de la luz empleada producen atracción y rechazo, parejos a la sorpresa por la imaginación de este autor. Memorable la imagen que evoca a "El grito" del pintor expresionista Eduard Munch..
-Lyricism of the land (Lirismo de la tierra).
Mucho más clásicas y de gusto y calidad excepcionales, las imágenes de este capítulo muestran un gran abanico de diversos temas trabajados con maestría, desde imágenes desérticas a montañas nevadas, desde rincones costeros a composiciones personales de los Slot canyons del sudoeste americano.
A destacar si cabe estas últimas, en las que el dominio de la luz y el juego con las texturas permite presentar con gran fuerza en B/N unos enclaves a los que estamos acostumbrados a ver en color.

En definitiva, un gran libro y una excepcional muestra del trabajo de este autor.
Para mayor información del autor y su trabajo, incluyo el enlace a su web personal.
http://www.barnbaum.com/Home.html

martes, 13 de julio de 2010

Bolo, reflejos y tonos metálicos



Otra composición de este magnífico "bolo" o canto rodado de considerables dimensiones.
La zona intermareal con la marea en descenso conservaba aún su superficie mojada, y en sombras adquiría estos tonos azulados casi metálicos , entre los que destacaba este magnífico bolo de forma muy atrayente..
El contrapunto en cromatismo y textura, lo aportaba el agua, que permanecía estancada en las oquedades de un flysh bastante erosionado, y reflejaba la ladera del acantilado iluminada con las primeras luces. Adquiría ese tono dorado con una textura también metálica.
Un paisaje casi "lunar" que duró poco, pues cuando el sol empezó a inundar la escena desapareció todo el misterio.
San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya).

Nikon D2x, Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 12 de julio de 2010

Dentro del bosque



Orden en el desorden. Así es como trabaja nuestra mirada cuando intentamos componer.
Estamos en el bosque, a merced de los elementos (luz, follaje, disposición de los árboles, presencia o ausencia de viento, más o menos troncos, sotobosque, etc.) e intentamos mirar más allá de lo obvio, el bosque.
Según las ideas con las que hayamos salido ese día, nuestra preferencias se centrarán en combinaciones de algunos de los aspectos antes mencionados, que puedan encajar en la medida de lo posible en las fotografías que habíamos imaginado.
La imagen adjunta corresponde a una sesión en la que la idea principal era la de buscar "ventanas" en el bosque. Esto es, zonas con cierta amplitud entre los árboles que permitan situar a estos en su entorno, pero con sensación de profundidad aún internados en el bosque, sensación acentuada por la gradación de tonos, según la distancia de los arboles del fondo con respecto a los primeros.
En este caso, dichas ventanas fueron dos, a derecha e izquierda del grupo de árboles en el centro, enmarcados entre los situados a ambos lados de la imagen.
Lástima que en esa sesión el viento no dejó de soplar ni un solo instante.
Montseny (Barcelona)

Nikon D2x, Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

jueves, 8 de julio de 2010

Una mirada personal




Hay imágenes que nos impactan,  inspiran, crean escuela,  y a base de verlas con frecuencia llegan a convertirse en "iconos" o estereotipos, que de modo más o menos consciente tendemos a buscar, repetir o imitar. El caso es sentir que nosotros también somos "propietarios" de esa fotografía que nos inspiró.
Un buen ejemplo de ello son las formaciones serpenteantes que el flysh traza hacia el mar en una zona concreta de la playa de Barrika (Vizcaya).
En mi caso, no pude por menos que intentar incorporar esa imagen de mi archivo mental a mi archivo fotográfico real.
De todos modos, la "mirada" personal de cada uno de nosotros siempre añade, modifica o intenta personalizar la imagen de un lugar por conocido que este sea.
Dado que la combinación de las últimas luces del ocaso con las idas i venidas del oleaje en la zona intermareal suele aportar, desde mi punto de vista, aspectos cromáticos y dinámicos de gran fuerza visual, esperé a ese momento para realizar mi toma personal.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

miércoles, 7 de julio de 2010

En soledad



Momentos antes de la retirada, y ya con las últimas luces del ocaso, una exposición de 30" permitío añadir a la imagen este aspecto sedoso en un mar con tintes azulados, que contrasta con las enérgicas formas rocosas situadas en el medio y tercio inferior de la imagen.
Los suaves tonos en gradación, tanto del agua como del cielo, el movimiento del agua en contraste con las rocas estáticas ya con un mínimo de iluminación, intentan evocar el momento en soledad, con apenas luz, temperatura agradable y ligera brisa, en el que se realizó la toma momentos antes de la retirada envuelto por la oscuridad.
San Juan de Gaztelugatxe (Vizkaya).

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

martes, 6 de julio de 2010

Exposición: Arte y naturaleza. Una mirada creativa




Recordamos que la exposición "ARTE Y NATURALEZA. UNA MIRADA CREATIVA" del colectivo PORTFOLIONATURAL.COM, del que el autor es miembro, estará abierta en el Centro de Biodiversidad-Torre Madariaga hasta el día 26 de Septiembre.
Para los que estéis interesados en su visita, la ubicación se halla  entre Bermeo y Gernica en el municipio de Busturia (Vizcaya). Carretera de Bilbao BI-2236.
Como información adicional, incluyo el enlace correspondiente a la exposición: http://www.torremadariaga.org/Pags/AP/AP_Noticias/hemeroteca.asp?Cod=7A6A6400-4401-4D2E-9A91-0D6D0B18DDEC&hId={840D0479-32FA-4204-A600-800E6A7FCFE3}&hIdIdioma=C

Saliendo del bosque



Durante una de las visitas en otoño a las Fonts del Llobregat (Girona) y tras una jornada dedicado a la fotografía otoñal, y ya de vuelta al coche, en uno de los recodos de la pista forestal en la que me hallaba, el bosque empezaba a abrirse y los tonos cálidos que aparecían tras el parecía que reconfortaban el alma.
De composición a priori un tanto no tan "formal", la disposición de la ladera y los árboles sobre ese fondo de tintes más cálidos,  me recordó de alguna forma a una de las magníficas imágenes de uno de los clásicos Norteamericanos.
No pude por menos que intentar recoger ese momento al alcance de mis posibilidades, con las limitaciones propias del entorno y del fotógrafo.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 5 de julio de 2010

Contrastes



Sin duda, los detalles complementan perfectamente a una jornada de fotografía de paisaje.
Bien cuando este no alcanza las espectativas creadas, ya sea por la calidad de la luz, la disposición de los elementos o la ausencia de estos debido al momento de la ejecución (poco caudal de agua en arroyos, hojas ya caídas o aún por marchitarse en otoño, etc.), bien cuando estamos esperando a la luz adecuada.
La imagen adjunta es un buen ejemplo de ello. En una de las playas de la costa Vizcaína, a la espera de la luz del atardecer para la realización de algunas marinas, una inspección detallada de la base de un acantilado desvelaba posibilidades que a simple vista pasarían desapercibidas.
El contraste de forma textura y líneas de color de este guijarro sobre un flysh un tanto erosionado parecía un buen motivo fotográfico.
Dado que la luz aún era muy dura, se optó a hacer sombra con el cuerpo del fotógrafo para eliminar las sombras demasiado acentuadas y en el momento del procesado, la presentación en B/N parecía la más adecuada para resaltar formas, texturas y contrastes.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 70-200 F2.8, polarizador, trípode, RAW ISO 100.

viernes, 2 de julio de 2010

Juan Santos Navarro Semifinalista en los Concursos Wildlife Photographer of the Year y Glanzlichter



El autor, Juan Santos Navarro, ha alcanzado la semifinal del concurso Wildlife photographer of the year del 2010, con 13 fotografías en siguientes categorías:

- Creative Visions of Nature: 3 Imágenes
- Nature in Black and White: 1 Imagen.
- Wild places: 3 Imágenes.
- In Praise of Plants: 3 Imágenes.
- Animal Behaviour: Birds: 3 Imágenes.

Organizado por la BBC y el Museo de Historia Natural de Londres, el Wildlife Photographer od the Year se ha consolidado como el Concurso de Fotografía de Naturaleza con mayor prestigio internacional, con más de 43.000 imágenes concursantes de todos los países.
Así mismo, ha alcanzado la semifinal del Concurso de Fotografía Internacional Glanzlichter con sede en Alemania y más de 15.000 fotografías inscritas.

jueves, 1 de julio de 2010

Fortaleza




Confieso que las formaciones estratificadas que ofrece el flysh de la costa vasca, me atraen mucho como motivo fotográfico, tanto por la variedad de posibilidades compositivas que ofrece, ya sea en combinación con el oleaje o en el interior, como por sus formas y texturas.
En la imagen adjunta, en una de las playas de Zumaya (Guipuzcoa), este monolito coronado por un pequeño árbol, se erigía poderoso iluminado con la luz del atardecer.
La inclusión de unos estratos más próximos en primer plano gracias al empleo de una óptica angular, añade fuerza a la imagen resaltando las formas y texturas de estas formaciones rocosas, dando la idea de la dimensión y fortaleza monolítica de la pared.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-3, Raw, ISO 100.

miércoles, 30 de junio de 2010

Crepúsculo en San Juan



De composición clásica, esta imagen pretendía destacar los tres planos visuales del momento en que fue ejecutada:
-En primer plano destacan unos bolos sobre una zona sumergida en agua cuya superficie calmada refleja el azul del cielo sobre el crepúsculo. La aproximación con un gran angular potenció la presencia de los bolos en la imagen.
-En la zona intermedia el mar adquiere ese aspecto sedoso gracias a una exposición de varios segundos, y contrasta con los elementos rocosos estáticos situados en la zona previa y en el horizonte.
-Por último, la luz crepuscular acentúa el contraste cromático del cielo con el mar tiñendo de un color anaranjado a las nubes.
Fotografía realizada durante el crepúsculo en una de las playas de San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya)

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

martes, 29 de junio de 2010

PortfolioNatural.com: "Web invitada" en la revista Superfoto Naturaleza



La revista Superfoto Naturaleza en su nº 5 del mes de Junio, ha recomendado la web de PortfolioNatural.com, colectivo del que el autor es miembro, como WEB INVITADA.
Nuestro más sincero agradecimiento.
http://www.portfolionatural.com/noticia.php?id=188

Sosiego



Cuando estamos absortos en una sesión fotográfica durante los momentos de luz "crítica", esto es, aquellos en los que según nuestras preferencias la luz está en su mejor pero breve calidad, nos centramos en aprovechar al máximo esos instantes a la par que intentamos captar esa luz en las posibles composiciones que habíamos previsto previamente.
Esos momentos suelen ser de concentración total, actividad en casos frenética y subidón de adrenalina importante.
Cuando creemos que ya hemos captado aquello que deseábamos, merece la pena concederse algunos momentos de sosiego para rematar después la sesión con calidad.
La imagen adjunta recoge uno de esos momentos, en una de las playas de Zumaya (Guipuzcoa), en el que tras fotografiar la puesta con el flysh como protagonista y a la espera de las últimas luces del ocaso, una mirada a uno de los laterales del flysh en los que la entrada del oleaje en este armonizaba con la tenue luz crepuscular del ocaso, aportó esos breves momentos de sosiego para posteriormente finalizar la sesión ya mas relajados.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

lunes, 28 de junio de 2010

Cantos entre líneas



No siempre la mejor imagen es aquella que obtenemos mirando al mar desde la costa, incluyendo un primer plano, el horizonte, el sol en su puesta y demás elementos tradicionales.
A veces ,cuando la luz ya nos impulsa a ver solo ese tipo de imágenes, merece la pena mirar hacia el interior y buscar elementos visualmente atractivos, que de otro modo podrían pasar desapercibidos.
El mejor modo de garantizar este tipo de tomas lo conseguiremos mediante el estudio previo de las posibilidades del emplazamiento que vamos a fotografiar, detectando aquellas posibles imágenes que nos parecen interesantes y esperando a la luz adecuada.
En esta playa de Zumaya (Guipuzcoa), muchas son las posibilidades compositivas. En la fotografía adjunta, un encuadre bajo permitió potenciar la sensación de perspectiva del flysh, además de incluir en primer plano los dos cantos, que contrastan por su forma redondeada con las líneas paralelas y estratificadas del flysh.
La última luz de la tarde permitió potenciar formas y texturas añadiendo fuerza a la imagen.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.