lunes, 21 de septiembre de 2015

Misty


Toda la mañana ha estado lloviendo y la labor fotográfica un tanto comprometida: Gotas en el filtro del objetivo, viento intermitente, niebla demasiado cerrada e intensidad de lluvia que desaconseja permanecer a la intemperie más allá del tiempo prudente.

Parece que el día no va a dar más de si, pero, ya por la tarde cesa la lluvia, el viento se detiene y mientras se disipa la niebla, empieza a aparecer el sol. El momento perfecto!

Merecia la pena esperar.

Montseny (Barcelona).

Nikkor D2x, AF-S Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada