lunes, 20 de marzo de 2017

Serbal y estética



 Personalmente creo que uno de los árboles que aportan las mayores posibilidades estéticas para una fotografía artística del otoño en nuestras latitudes es el serbal.

De rápida, e incluso fugaz pues dura pocos día en en su máximo esplendor, transformación en el otoño, sus colores sufren variaciones que cubren los verdes, amarillos, naranjas y carmesí. Esta situación cromática combinada con los tonos de sus frutos en rojo intenso, aporta una paleta de colores de lo más vistosa y todo un atractivo fotográfico.

Para muestra un botón. Este arbolito situado en las inmediaciones de una zona bastante habitada presentaba sus mejores galas coincidiendo con una sesión fotográfica. Un regalo para el fotógrafo.

Cerdanya (Girona).

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm VR ED f2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada