miércoles, 30 de marzo de 2016

Contrastes





Las últimas nevadas de la temporada pueden ser las mejores.

Del mismo modo que a principios de otoño, cuando las nieves depositadas en los árboles combinan con las primeras hojas en proceso de cambio, en los albores de la primavera se pueden dar contrastes de color que sorprenden a primera vista.

Para mi sorpresa, en una de las últimas sesiones de este invierno, con la nieve recién caída,  observé el contraste de los primeros brotes naranjas de los frutos de este arbolito con los blancos inmaculados de la nevada recién caída.

El resultado, una evocadora imagen que responde a unos momentos en los que el fotógrafo se siente un espectador privilegiado y se siente integrado en un paisaje en silencio y rodeado de posibilidades visuales casi “mágicas”.
Cerdanya francesa.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada