domingo, 27 de febrero de 2011

Entre brumas


La niebla, o en este caso una nube baja, tiene su propio ritmo. Va y viene a su antojo, y a ella nos hemos de adaptar para tomar nuestras imágenes, no siempre consiguiendo el encuadre deseado, pero a menudo intentando aprovechar las oportunidades que nos ofrece.

La idea de esa tarde era la de transmitir la sensación de profundidad, cuando inmersos en el bosque podemos observar las aberturas o "ventanas" que con frecuencia aparecen entre los arboles mostrando cierta perspectiva con aquellos que que están situados más al fondo con respecto a nuestra posición.

La niebla acentúa esta sensación difuminando los contornos de los troncos situados a más distancia, aunque no se encuentren muy lejos de nosotros, mientras que aporta una atmósfera un tanto misteriosa al ambiente impidiéndonos ver la continuidad del bosque.

Lástima que esa tarde la niebla se moviese con demasiada rapidez, pues debías ir cambiando de encuadre mientras se iba retirando. Tanto es así que no pude eliminar de la composición las dos ramas desenfocadas en primer plano, a pesar de lo cual no me resisto a subir esta imagen, pues transmite en parte la idea que tenía en mente.

Imagen realizada en uno de los hayedos del Montseny. Barcelona.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada