lunes, 21 de octubre de 2013

¿Malas hierbas?


Así se considera a este tipo de enredadera en muchos entornos. Muy comprensible por otra parte cuando se observan sus efectos en los árboles afectados, pudiendo llegar a colonizarlos y a "asfixiar" el crecimiento de las propias hojas.

Ahora bien, si observamos su aspecto en las fechas correctas de otoño, pueden antojarse más como un regalo a la vista, sorprendiendo por su intensidad cromática y contraste con el entorno, que como un simple parásito al que intentar eliminar.

Como tantas cosas en la vida, cuestión de puntos de vista.

Estoy trabajando en una serie, que pronto os presentaré,  basada en el motivo que protagoniza la imagen de esta entrada.

Por el momento, espero que esta primera fotografía sea de vuestro gusto.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm F2.8, VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada