martes, 14 de junio de 2016

De suerte




Este es uno de mis rincones favoritos que suelo frecuentar todos los otoños. 

De acceso cómodo, y en un entorno privilegiado, la superposición de estos dos árboles siempre me da alguna sorpresa ya sea en verano o en el invierno recién iniciado. Los frutos que aparecen en las ramas de un arce en primer plano, de un rojo llamativo, siempre aportan una nota de color a la escena, por muy mortecina que sea la luz y por muy desnudo de hojas que se encuentre el árbol en segundo plano.

El otoño del año pasado estuve de suerte, en el arce ya yo quedaban hojas, pero sus frutos resaltaban con mucha fuerza, mientras que para mi alegría, las tramas situadas detrás mantenían aún la mayoría de hojas con sus mejores galas.

El secreto de la composición se centró en desplazarme hasta que la superposición de los dos árboles se ajustase a la imagen que tenía en mente.

Como resultado, un contraste de lo más vistoso iluminado tenuemente por una suave luz trasera.

Una imagen de lo más clásica que espero os guste.

Cerdanya francesa.

Nikon D2x, AFS Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada