domingo, 27 de junio de 2010

Azul metálico y líneas sinuosas



Personalmente me atraen tanto las luces de la puesta de sol como las del crepúsculo en los últimos momentos del ocaso.
En la zona intermareal de la conocida playa de Barrika (Vizcaya), con la marea baja y los últimos resquicios de luz en el ocaso, el flysh aún mojado por el oleaje adquiere unos tonos de un azul metálico que contrastan vivamente con la última franja de color cálido en el horizonte.
Tanto el brillo de la capa de iridio de estas formaciones rocosas (supuestamente producida por el impacto del gran meteorito que causó entre otras la extinción de los dinosaurios), como el reflejo en la fina capa de agua situada entre ellas,contrastan poderosamente con las formaciones rocosas, que sinuosas discurren hacia el horizonte.
El elemento en primer plano actúa como punto de partida del flysh amén de ofrecer un contrapunto visual al islote situado en el horizonte.

Nikon D2x, Nikkor AF-S 17-35 F2.8, polarizador, DN-2, DN-3, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada