jueves, 11 de marzo de 2010

En oro y plata



De nuevo las composiciones basadas en los distintos tonos de los reflejos del agua, junto con la disposición de las rocas del entorno permiten conseguir imágenes con cierta fuerza visual.
En la fotografía "En oro y plata", los dos elementos comentados permiten crear una composción atractiva.
Gracias a la eliminación del empleo del flitro polarizador,  la superfice del agua se tiñe de color dorado en la mitad superior de la imagen, mientras que en la parte inferiror el reflejo es plateado. Ello se debe al reflejo de una ladera iluminada en la parte superior y al reflejo del cielo en la inferior.
Por otra parte, la disposición de las rocas de la izquierda en diagonal, enmarca y divide el encuadre en la zona de transición entre los dos reflejos dividiento también a la imagen en dos zonas complementarias.
Por último, una exposición de varios segundos homogeniza la textura de la superfice del agua.

Nikon D2x, 70-200 F2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada