lunes, 12 de abril de 2010

Resistiendo al ocaso





Reconozco que cuando descubro un enclave en el que creo ver potencial fotográfico, suelo ser de los fotógrafos que lo visitan con cierta insitencia hasta conseguir sacar el máximo partido a sus posibilidades al alcance de mis propias limitaciones.
Esta imagen pertenece a la cala de la cual ya he publicado algunas entradas, pero que no me deja de atraer.
Se intentó captar el último momento de luz cálida antes de que todo quedara sumido en azules y oscuridad, mientras que los elementos petreos se dispusieron de forma alternativa, con las propias limitaciones compositivas de este enclave, y se incluyeron algunas rocas en primer plano con el objeto de acentuar la profundidad.
El aspecto sedoso del agua, como en otras imágenes, se debe a una larga exposición de 30".

Nikon D2x, AFS 17-35 F2.8, polarizador, trípode, cable y espejo levantado, Raw, ISO 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada